QUE ES ACCESIBILIDAD WEB

Un sitio Web es “accesible” cuando está diseñado y codificado para que sus contenidos y servicios estén disponibles para cualquier persona, independientemente de la discapacidad que presenten o de las características del entorno ambiental desde donde acceden a la misma.

Estas cualidades están íntimamente relacionadas con la usabilidad.

Para hacer el contenido Web accesible, se han desarrollado las denominadas “Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web (WCAG)”, elaboradas por el máximo organismo dentro de la jerarquía de Internet: W3C (Consorcio para la World Wide Web). Y específicamente por su grupo permanente de trabajo WAI (Web Accessibility Initiative) cuya función principal es guiar el diseño de páginas Web hacia un diseño accesible, reduciendo de esta forma barreras a la información.

Es fácil revisar rápidamente una página Web para encontrar los problemas de accesibilidad más importantes. Sin embargo, una revisión formal que determine el nivel de conformidad de un sitio con las directrices del W3C requiere personal formado en el campo de la accesibilidad o servicios profesionales especializados. Se definen tres niveles de adecuación con las pautas: “A”, “doble-A” (AA) y “triple-A” (AAA).

¿Por qué es importante que un sitio Web sea accesible? El uso de la Web se ha extendido rápidamente en todas las áreas de la sociedad, convirtiéndose en un recurso clave para acceder a información, noticias, entretenimiento, y para diferentes aspectos de la vida: educación, comercio electrónico, banca on line, empleo, intranets de trabajo, servicios gubernamentales, entre otros.

Es un derecho de las personas con discapacidad. Es muy importante que la Web sea accesible para así proporcionar un acceso equitativo e igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad. Una página Web accesible puede ayudar a personas con discapacidad a que participen más activamente en la sociedad.

Es una obligación legal. La Ley 51/2003 (LIOUNDAU), de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, establece, la obligación gradual y progresiva de que todos los entornos, productos y servicios deben ser abiertos, accesibles y practicables para todas las personas y dispone plazos y calendarios para realización de las adaptaciones necesarias.

En el plazo de dos años desde la entrada en vigor de esta ley, el Gobierno aprobará, según lo previsto en su artículo 10, unas condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de las tecnologías, productos y servicios relacionados con la sociedad de la información y de cualquier medio de comunicación social, que serán obligatorias en el plazo de cuatro a seis años desde la entrada en vigor de esta ley para todos los productos y servicios nuevos, y en el plazo de ocho a diez años para todos aquellos existentes que sean susceptibles de ajustes razonables.

Para administrar la gradualidad en la puesta en marcha de la LIOUNDAU se consideró conveniente la elaboración de instrumentos de planificación, y al tiempo de su redacción se diseñó el I Plan Nacional de Accesibilidad 2004-2012.

En España una de las asociaciones que trabaja en este campo es el SIDAR (www.sidar.org).

Puede contratar nuestro servicio de accesibilidad web haciendo clic aquí